Dénia

Dénia
Dénia, donde tengo mis raíces.

lunes, 29 de junio de 2015

El mapa no es el territorio



      Esta es una de las grandes premisas básicas del Coaching, en general y del Coaching Deportivo en particular. El mapa no es el territorio. Desconozco el autor de la frase, aunque, sea quien sea, le doy todo el mérito por definirlo tan sencilla y claramente.

     La realidad son “territorios” que exploramos cada día. Muchos de ellos, que exploramos una y otra vez en nuestra vida cotidiana ó en la actividad deportiva. El ser humano, como parte fundamental de su evolución ha aprendido a adaptarse a esas realidades que se repiten constantemente adoptando patrones de pensamiento y en consecuencia de comportamiento. Esto, que a simple vista es una de las grandes ventajas evolutivas de nuestra especie sobre cualquier otra, también es uno de los grandes problemas a la hora de afrontar las situaciones que nos suceden.

     Si lo llevamos al terreno deportivo, cuando un jugador, pongamos por caso, de tenis, aprende (se acostumbra) a afrontar una circunstancia del juego, como puede ser un error, de una manera determinada, esa forma se convierte en su patrón de conducta ante esa situación. Por ejemplo, si el jugador, frustrado tras un fallo, grita, se enfada y se altera, lo más probable es que el siguiente punto no lo afronte con la concentración, activación, motivación e inteligencia que requiere, y ello le lleve a volver a cometer un error no forzado, lo que volverá a activar el mismo mecanismo de respuesta, llevándole a una espiral de fallos que ni él mismo sea capaz de explicar y/ó frenar. Si por el contrario, aprende a reaccionar de manera adaptativa al error, permitiéndose el mismo como parte del juego, corrigiendo la causa del fallo y animándose para hacerlo mejor el siguiente punto, es mucho más probable que el siguiente punto se afronte de manera idónea y por tanto sea más posible que lo pueda hacer bien.

     Como vemos, el “territorio” es el mismo, el fallo, sin embargo, el mapa que utilizamos para afrontarlo, no es igual en un supuesto ó el otro, y seguramente los resultados posteriores tampoco lo sean.

     Hacer consciente al deportista de cuáles son sus mapas mentales antes los territorios que se encuentra habitualmente y generar alternativas de respuesta útiles es una línea fundamental del trabajo del Coach Deportivo. Afianzar esos mapas conductuales también. ¿Qué mapa quieres para tu territorio?